Destinos ideales para viajar con niños

Aunque se trate de vacaciones, viajar con menores no es sencillo. Por ello, elegir bien el destino es fundamental. Aquí, una serie de lugares dentro y fuera de Chile que cuentan con infraestructura y atractivos para hacer de un viaje familiar una experiencia del todo recomendable.

Viajar con niños no es sencillo. Y más allá del medio de desplazamiento, sea en auto, bus o avión, muchas veces los problemas comienzan en el destino. ¿Se eligió el correcto?, ¿hay alternativas para todos? Estos dilemas se dan ya sea al seleccionar el hotel, cabaña o departamento o al buscar alguna opción de excursiones y tours.

“Junto con elegir un sitio con atractivos para grandes y chicos, recomendamos tomar vuelos que salgan temprano o muy tarde por la noche, lo que permitirá coordinar las horas de sueño con los niños y llevar sus comidas en caso de ser menores de dos años. Para vuelos largos, llevar snacks, juguetes o elementos para que se entretengan es una buena opción para que el viaje sea tranquilo. Es imprescindible preparar a los niños para el viaje, educarlos de cómo actuar, y de ser posible utilizar las pulseras con información de contacto”, recomienda Pedro Escobedo, gerente de marketing y alianzas de Viajes Falabella.

Y como no es sencillo, aquí algunos sitios que sí son cien por ciento familiares.

Cancún y Riviera Maya, México

Toda esta zona sin duda ha tenido un cambio de perfil. Por varios años fue sinónimo de fiestas, algo de desenfreno y de gringos que llegaban hasta aquí sólo a carretear. Poco de eso se ve hoy y la Península de Yucatán ahora es el sitio perfecto para satisfacer los gustos de todos los viajeros, incluidos los más pequeños y sus padres.

Su excelente oferta hotelera, donde abundan los establecimientos con sistema todo incluido, ayuda a las familias a despreocuparse de las comidas y las actividades. La mayoría de las cadenas cuentan con Mini Club para atender a los más chicos, con juegos y diversión en las piscinas y playas donde hay supervisión de monitores especializados.

Tanto en Cancún como en la Riviera Maya las playas perfectas no faltan, así como los parques acuáticos y temáticos para divertirse. Por ejemplo, en el Wet’n Wild los pequeños podrán nadar con delfines y en Xel-Ha se puede explorar una laguna de color turquesa, practicar snorkel para ver a cientos de peces de colores y moverse junto a rayas. En Xcaret, otro parque donde abundan los animales exóticos, podrán conocer una aldea maya o disfrutar de espectáculos que reviven las costumbres de esta civilización.

“Para los adolescentes hay gran variedad de emocionantes actividades ecoturísticas como snorkel, kayak, bungee y tirolesa. Si les apasiona el océano, podrán bucear en el Museo Submarino de Cozumel. Si les gusta más la cultura, pueden visitar el Museo Maya de Cancún y zonas arqueológicas cercanas como Tulum”, comenta Guillermo Stockdale, Country Manager de Kayak Chile.

Bariloche, Argentina

Por tierra, ya sea en automóvil o en bus, o por aire, Bariloche es un destino de simple acceso desde varios puntos de Chile. Ciudad lacustre y centro de esquí invernal, durante el verano es un epicentro de actividades para toda la familia. Los panoramas incluyen paseos en lanchas, barcos y kayaks por el enorme lago Nahuel Huapi, excursiones por el bosque de arrayanes, visitar la zona de Piedras Blancas para tener estupendas vistas desde aerosillas o realizar una excursión para avistar y fotografiar fauna. Para quemar calorías y gastar energías hay canopy, zipline, pesca, trekking, cabalgatas, las que se pueden realizar en la ciudad y en sus alrededores, donde abundan los parques y las zonas naturales de conservación.

Bariloche cuenta con una extensa oferta de alojamiento, desde hoteles tradicionales, cabañas, apart hoteles, departamentos y casas que se ofrecen en sitios como Airbnb o Booking, donde las familias pueden optar por diversas alternativas según sus necesidades y presupuesto. Además, es un destino donde la gastronomía es protagonista, con numerosos restaurantes de carnes, pescados y mariscos, cocina italiana, pizzas y, especialmente, los famosos chocolates artesanales que aquí se elaboran.

Orlando, Estados Unidos

Es, sin dudas, un destino imbatible para familias y, probablemente, el sueño de muchos niños, niñas y adolescentes que fantasean con vivir las aventuras de sus personajes favoritos o compartir con ellos en vivo. Orlando -en el estado de Florida- es, sin exagerar, la capital mundial de los parques temáticos. La casa de Mickey Mouse y toda su pandilla para los más pequeños, las travesuras de Cars con Rayo McQueen, de Toy Story con Buzz Lightyear o de todas las princesas de la iconografía de Disney, de personajes para más grandes como Harry Potter o Star Wars atraen a miles de visitantes de todo el mundo.

Son tantas las actividades que se pueden realizar, que lo habitual es que a todos les falten días y siempre prometan volver por más. Para quien los recorren por primera vez, lo más recomendable es planificar todas las visitas diarias, teniendo claro los horarios de apertura y cierre de cada parque.

El muy esperado Star Wars: Galaxy’s Edge, que se inauguró este año en los Hollywood Studios de Disney -que este 2019 cumplieron 30 años sorprendiendo a su público-, es el área temática más grande que jamás se haya creado en un parque de Disney. Walt Disney World (con sus cuatro parques temáticos), Universal Orlando Resort, SeaWorld, Aquatica, Legoland, Discovery Cove y Kennedy Space Center, entre muchos otros, son parte de la contundente oferta de entretención para la familia.

Costa Rica

Una aventura natural es la que ofrece Costa Rica. En este país de América Central, la variedad de paisajes y microclimas que se pueden disfrutar en un mismo día es sorprendente. Aquí los pequeños pueden vivir su propio Libro de la Selva, en medio de la más tupida y verde vegetación, ver un volcán a tan solo unos pocos metros, nadar con peces de colores u observar impresionantes y coloridas flores que sólo se dan en estas tierras.

Muchas aventuras se pueden hacer realidad en este pequeño pero asombroso país, uno de los poseedores de mayor biodiversidad en el mundo: contiene cerca del 5% de las especies de todo el planeta. Además, tiene distancias relativamente cortas entre un punto y otro, lo que facilita los desplazamientos.

Ha sido considerado en varias ocasiones el mejor destino familiar de toda Latinoamérica, por sus paisajes de ensueño, su gente amable dispuesta a compartir su cultura y por ser un país seguro para experimentar las maravillas naturales.

Acá los niños disfrutarán de unas aventuras dignas de una película de acción. Desde cruzar un puente colgante en las cercanías del humeante volcán Póas, moverse entre las copas de los árboles por plataformas y tirolesas y realizar un recorrido en tren por la Reserva Bosque Nuboso Monteverde. Guanacaste, la zona norte y que da al Pacífico, cuenta con excelentes playas y un clima más seco. En cambio, la región Caribe es más húmeda y es considerada una de las zonas más exuberantes y vírgenes del país: aquí está el famoso parque nacional Tortuguero y caleta Limón.

EN CHILE

Punta Arenas

Unos días en la Patagonia serán una aventura inolvidable para cualquier familia. Situaciones cotidianas aquí, como sentir el viento que mueve a las personas hasta casi botarlas o extender la vista como en ningún otro sitio de Chile continental por la ausencia de cordillera, serán recuerdos que los chicos llevarán siempre. Además de recorrer esta bella ciudad, a su alrededor hay una cantidad de paisajes sorprendentes. Por ejemplo, una opción interesante es visitar las pingüineras donde habitan miles de divertidos ejemplares magallánicos. La otra es explorar las costas del estrecho de Magallanes en kayak, en excursiones seguras que realizan varias empresas especializadas.

También se puede conocer el Museo Nao Victoria, que permite subir a bordo de la réplica del primer buque que le dio la vuelta al mundo -el barco de Hernando de Magallanes- y enterarse de interesantes historias sobre el mundo de los navegantes.

Para una excursión de día completo, el parque Pali Aike, a 180 km de la ciudad, es una gran alternativa. El camino permite observar la extensa estepa patagónica y pasar por la enorme estancia ovejera San Gregorio. El parque ofrece paisajes volcánicos, cuevas y cráteres y zonas que parecen un espacio lunar.

Puerto Varas

Este destino es uno de los imbatibles para ir con niños debido a su cercanía (poco más de una hora en avión desde Santiago a Puerto Montt), su excelente infraestructura de alojamiento y de restaurantes y una contundente oferta de atractivos naturales, todos muy cercanos.

“Puerto Varas es uno de los sitios preferidos por las familias, su entorno de parques, lagos, ríos y montañas ofrece una serie de alternativas para explorar y vivir experiencias únicas en familia. Las costas del lago Llanquihue abarcan varios lugares para que los turistas puedan disfrutar de días de playa, y la ciudad cuenta una excelente oferta gastronómica y de vida nocturna”, dice Pedro Escobedo, gerente de marketing y alianzas de Viajes Falabella.

Lo cierto es que panoramas hay muchos, como visitar los saltos de Petrohué, el Parque Nacional Vicente Pérez Rosales o navegar por el lago Todos los Santos hasta la pequeña villa de Peulla, donde se ofrecen muchas alternativas de entretención, como jetboat, tours en camión 4×4, paseos en lancha, cabalgatas y pesca, entre otros. Otro tour que se puede hacer por el día es ascender en auto hasta la cima del volcán Osorno, uno de los más lindos de nuestro país por su forma cónica casi perfecta. Aquí hay un centro de esquí que en verano cuenta con cafetería, y desde la altura se pueden observar lagos y volcanes cercanos.

La Serena

Poco más de cinco horas en auto o bus o apenas 45 minutos en avión hacen de La Serena un destino cercano a la zona central. Pero, además, si se suman todos sus atractivos, es fácil entender por qué es de los favoritos de las familias. Playas amplias y tranquilas, valles interiores llenos de magia y hermosos paisajes, buena infraestructura hotelera y de departamentos en arriendo, excelente gastronomía y productos del mar son algunos de sus atributos. Un clásico para sus visitantes es un recorrido a lo largo de la extensa Avenida del Mar. Con la brisa marina en el rostro y el sonido de las olas de fondo, familias enteras caminan entre numerosos restaurantes, cafés, tiendas de diseño, ferias artesanales y atracciones y juegos infantiles, un panorama para todas las edades.

Es común que en La Serena amanezca nublado y que pasado el mediodía se despeje. Para esos días en que todos se levantan más temprano y la playa no es alternativa, los valles del interior son una gran opción. Ya sea el de Elqui, con sus mágicos pueblos como Vicuña, Pisco o Cochiguaz o; quizás el menos conocido, pero no menos atractivo valle del Limarí, donde hay atractivos arqueológicos muy interesantes.

El parque nacional Fray Jorge (reserva de la Biósfera de Unesco) también es una buena excursión para un día completo, gracias a su excepcional bosque valdiviano que se alza en una zona desértica costera. Ahora, un paseo algo más largo pero ideal para distintas edades es Punta de Choros y la reserva Pingüino de Humboldt, donde se pueden tomar lanchas para observar una colonia de delfines nariz de botella, lobos marinos y pingüinos.

Fuente: La Tercera

Entradas recientes
Categorías

In2travel, diseño de experiencias de viaje

6966184092

rstreitt@in2travel.cl

© ​2019 by In2travel