© ​2018 by In2travel

Familia Gómez - Río de Janeiro || JUL'15

 

Haber llegado a Río en primera instancia fue súper buena idea porque sentimos de inmediato el espíritu carioca y la magia brasilera. El hotel era muy bueno, con una ubicación inmejorable y con un servicio de calidad. La niña que nos recibió para agendar los turs ahí también fue muy amable e informativa. De todos los paseos que hicimos en Río, los mejores a criterio de todos fueron las visitas al Cristo de Corcovado, el Pan de Azúcar y las playas. La vista desde los dos primeros lugares era increíble, y las playas tenían mucha onda y eran ricas para estar y bañarse.

 

 

 

El paseo que menos nos gustó fue el show de Plataforma; la verdad es que teníamos una alta expectativa, pero no era del nivel que esperábamos, y el lugar estaba bastante descuidado. Sólo ese detalle, el resto, Río fue lo mejor del viaje, y quedamos todos absolutamente enamorados de ese lugar.

 

En Salvador, como llegamos al Hotel y era nuestra 5ta vez en un Iberostar, ya sabíamos más o menos a lo que íbamos, y nos encanta volver a estos hoteles, aunque en esta ocasión extrañamos el Room Service, que no tenía el Iberostar Bahía, y la playa que estaba contigua al hotel no era apta para el baño por lo peligrosa, eso nos decepcionó un poco ya que en todos los viajes, la playa se transforma en un punto de encuentro familiar durante nuestra estadía en el hotel. Aún así, todo lo demás estaba a la altura de siempre, las piscinas muy grandes y la comida riquísima.

 

La gente, lo mejor, y esto es una opinión más bien personal, de todos los lugares en los que he estado, la gente de Brasil es la más cálida y cordial. Te transmiten

 

buena energía y siempre están sonrientes y con buena disposición.

 

En Salvador hicimos 2 paseos: Salvador Histórico y Proyecto Tamar (para la conservación de las tortugas marinas) Por supuesto que el de Salvador Histórico estuvo más notable ya que, al ser Salvador la ciudad más antigua

 

(y la primera capital) de Brasil, pudimos conocer mucho de la historia de este país, su arquitectuta antigua que nos llenó de nostalgia y la comida típica de ahí, entre otras cosas, y bueno, como fan de Michael Jackson, fue muy emocionante haber estado en la calle donde hizo el video de "They don´t care about us" y sacarme una foto con la polera de Olodum en ese mismo lugar, maravilloso!!

 

Bueno eso a grandes rasgos. Normalmente al finalizar los viajes nos preguntamos entre nosotros si volveríamos, y hubo un SÍ rotundo por parte de todos. De hecho yo y mi pololo estamos pensando seriamente en irnos a 

 

vivir algún día (a cruzar dedos!). Brasil es hermoso, mágico, alegre y lleno de vida. El clima es excelente y la gente inspiradora  

 

 

 

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Categorías
Please reload